Ananda Balasana

¡Hola! Bienvenid@s de nuevo a mi blog.

Hemos comenzado un nuevo mes y os traigo una asana que, particularmente, me gusta mucho. Su nombre es Ananda Balasana: “ananda” significa felicidad y “bala” niño, por lo que literalmente se traduce como Postura del bebé feliz.

En el anterior post os hablé del momento en que venimos a este mundo, que en muchas ocasiones lo hacemos de cabeza. Ahora os quiero recordar la etapa de la niñez, esa etapa donde no existe el tiempo, donde todo es descubrimiento y donde aprendemos a relacionarnos con todo lo que nos rodea. 

Es aquí donde se sientan las bases de quienes seremos, en este momento somos un lienzo en blanco, no hay ego, no hay pensamiento, solo existe el vacío, que se va completando con el aprendizaje, con las experiencias y a partir de ahí, comienza nuestro viaje por la vida.

Es una etapa muy importante…sobre todo porque en muchos casos, después del paso de los años, volvemos a ser esos bebés, con más años, más arrugas, más experiencia, pero sin embargo con las mismas necesidades, de atención, cuidados y mucho cariño.

Entre una y otra etapa, habrá transcurrido la vida, a veces muy rápido, y llega un día en que echas las vista atrás y no te acuerdas del bebé que un día fuiste.

Quiero rescatar las conclusiones de un libro de Bronnie Ware que se titula “The top five regrets of the dying”. Son las cinco conclusiones más repetidas por los pacientes de un hospital de paliativos, donde ella trabajaba, en el momento de su muerte.

  1. Desearía haber tenido el valor de vivir una vida fiel a mí mismo, no la vida que otros esperaban de mí.
  2. Ojalá no hubiera trabajado tan duro.
  3. Ojalá tuviera el coraje de expresar mis sentimientos.
  4. Ojalá hubiera estado en contacto con mis amigos.
  5. Ojalá me hubiera permitido ser más feliz.

Si analizamos las conclusiones, vemos que ninguna de ellas aplicaría para un bebé.

SIEMPRE recupera a ese bebé feliz, inocente, consciente. Vuelve a ese vacío, busca un hueco en tu lienzo para poder sorprenderte, descubrir y crear tus propias experiencias, sin que nadie ni nada pinte en tu espacio. Responsabilízate de tu vida, recupera el punto de partida para que cuando toque la despedida, tus conclusiones sean distintas…

“Recuerda que cuando abandones esta tierra, no podrás llevarte contigo nada de lo que has recibido, sólo lo que has dado” San Francisco de Asís

Incorporar una clase de yoga a la semana puede marcar una gran diferencia en tu vida. Experiméntalo en tu propia piel: mira los horarios de las clases y ven a probar una.


Categories: Mainyoga

Post Your Thoughts