La realidad es neutra, ¿cómo la interpretas tú?

No cabe duda de que los días que nos ha tocado vivir son muy diferentes a los que hasta ahora habíamos experimentado.

Todos los habitantes del planeta Tierra estamos inmóviles, nos sentimos extraños y es que no podemos salir a la calle, no podemos reunirnos con otros, no podemos hacer todo aquello que antes no apreciábamos pero que tanta falta nos hace. 

Considero que ha quedado más que probado que el ser humano es capaz de realizar las mejores acciones y también las peores.

El resultado de esta observación afianza más mi opinión: la virtud de mantenerse en equilibrio, la realidad de que somos energía y que en el centro de nuestro cuerpo está el centro, nuestra esencia, lo que realmente somos.

En la parte inferior, donde se encuentran los tres primeros chakras, encontramos los puntos de energía más densos, los que nos conectan con la tierra y los que alimentan con nuestra energía a los seres  más oscuros del universo. 

Por otro lado los tres chakras superiores, desde la garganta hasta la coronilla, los más sutiles, espirituales, son los que nos conectan con la divinidad y con el universo.

Y finalmente el chakra del centro, el del amor, el amor infinito e incondicional, el que vence al temor, el que ama, ese amor que se expande y repara, el que deja ir y alivia, el que nos permite permanecer desnudos.

En ese centro es donde habita nuestro ser, nuestra esencia y que cuando equilibramos la tierra con el universo, todo está bien.

En estos tiempos donde lo que se nos pide es que nos quedemos en casa, fíjate en las reacciones del ser humano, observa.

¿Te has parado a pensar cuántas veces en tu vida, antes de esta situación has lanzado este mensaje al universo?  Lo que daría yo por quedarme un día en casa, sólo eso, un día, descansaría, ordenaría, leería… ¿Y ahora? Ansiedad, estrés, tristeza, y tantas cosas derivadas de esta situación. Los pensamientos crean nuestra realidad, y aquí lo tenemos.

Desde hace algún tiempo hice mío un lema: “la realidad es neutra”. Lo que cambia todo es como la persona se comporta ante eso que se llama realidad.

Esto que estamos viviendo, pasa a diario en muchos países, en esos que llamamos tercer mundo, y pocas personas piensan en ello. 

Ahora le ha tocado al primer mundo, al que había que bajarle el ego, y entonces lloramos y aplaudimos… Sirva esto para todos aquellos que en la misma situación, no reciben ninguna de estas acciones.

La muerte iguala a todo el mundo, pero como dice Saramago: 

 “De esa masa estamos hechos, mitad indiferencia y mitad ruindad”.

¿Qué tal si en vez de pensar en todo lo negativo de esta situación, le ponemos primavera a la situación y despertamos? Pienso que la Tierra está cansada de tanto postureo con el medio ambiente y ha decidido descansar. Ahora es ella quien está de vacaciones. 

Pensad que esto era necesario, que si seguimos así no habrá nada que salvar, porque la vida no existirá.

¿Habéis oído cómo se escuchan los pájaros en cualquier ventana? Ellos han dejado de estar afónicos.

¿Habéis visto el azul del cielo? Madrid sin boina. 

¿Habéis escuchado el silencio? La unión de muchos con la misma intención. 

¿Habéis agradecido la recuperación de tantas personas, el no contagio de otras muchas cívicas, y sobre todo, habéis observado como todo aquello que queremos tapar la vida nos lo devuelve y lo pone delante de nosotros en una situación en que no tenemos más remedio que atenderlo, no tenemos excusa para no ver, ahora no hay que ir a ningún sitio, nada que hacer, solo estar? 

Entender lo que se nos pide en este proceso es nuestro reto. Si entrenas la escucha hacia ti, crearás la posibilidad de escuchar el resto. Estar más a disposición de aquellos que tengas más cerca, más compasivos, más abiertos, más respetuosos y por lo tanto más comunitarios.

“Las calamidades mundiales son el resultado de la conciencia mundial. Así pues, sé la luz en la oscuridad, y no la maldigas. Y no olvides Quién Eres, mientras dura tu rodeo por el camino de lo que no eres. Lo que hagas en los momentos de más dura prueba, puede ser tu mayor triunfo, ya que la experiencia que creas, es una afirmación de Quién eres y de Quién Quieres ser” Conversaciones con Dios.

Te espero en mis perfiles de redes sociales para seguir debatiendo sobre esto. Aquí puedes encontrar mi página de Facebook y aquí la de Instagram.

Namasté


Categories: Sin categoría

Post Your Thoughts