Camino de vida

Camino de vida

Formación

2017 Instructora de Yoga, Escuela Internacional de Yoga.

2018 Profesora de Yoga, Escuela Internacional de Yoga.

2018 Iniciación en sistema Usui de Reiki, Sampai Salud.

2018 Curso de Anatomía, Blandine Calais- Germain.

2018 Curso de Meditación, Kriya Yoga, Denis Criado EIY.

2019 Yoga Thai, Masaje Tailandés, Aiya_Instituto de Yoga y Ayurveda.

2019 Nutrición Ayurveda, Aiya_Instituto de Yoga y Ayurveda.

2019 Lengua de Signos Española, nivel A1 y A2, Universidad Complutense de Madrid.

Mi camino de vida

“El camino de vida es, de algún modo, nuestra vía del destino, nuestra vía real. Describe el conjunto de potencialidades y oportunidades que la vida nos reserva. Es un río, o una autopista, la de la vida”

Comencé a practicar Yoga en el año 2008, en el centro cívico San Isidro de Getafe, un municipio del sur de Madrid, con una profesora que me cautivó desde el primer momento, Mercedes Gento, quien fue y sigue siendo, mi mentora y quien me transmitió de una manera muy especial, los beneficios de practicar Yoga a todos los niveles, en especial en el mental.

“Cuando el alumno esté preparado, aparecerá el maestro” así dice un antiguo proverbio Zen.

Y debió ser que ya estaba preparada, porque apareció justo quien yo, más necesitaba. Continué  mi vida normal, mi trabajo, mi familia, mis amigos, incluso a comienzos del año 2011, me marché  fuera de España durante casi 5 años por motivos laborales.

Nunca dejé de practicar Yoga, sin darme cuenta se convirtió en mi compañía más sincera, plena y transparente. Sobre mi esterilla, me sentía auténtica, era yo, tal cual.

Así, regresé a Getafe, a finales del año 2015, busqué a Mercedes y retomé las clases con ella, a final de curso, le dije que estaba interesada en hacer la formación para ser profesora de yoga, claro, surgieron todas las dudas, saltaron todas las excusa,  los horarios de mi trabajo, mi edad, el compromiso de asistir a clase un fin de semana al mes, el precio de la formación, etc…pero  bueno, lo quería hacer, porque quería profundizar en el conocimiento de todo lo que rodea a esta disciplina, aunque fuese solo a nivel personal, porque en aquel momento, tenía muy claro que no iba a dedicarme a dar clases de yoga íntegramente. Como no podía ser de otra forma, ella me animó,  me dijo, que podía hacer lo que yo quisiera SIEMPRE y sobre todo me dijo una frase que nunca olvidaré: “tienes  una manera de transmitir, auténtica, divertida y muy especial, estoy segura que vas a ser una buena profesora.”

Con estas palabras, con ilusión, respeto y expectante sobre qué me depararía esta nueva experiencia, comencé mi formación como instructor de Yoga en la Escuela Internacional de Yoga. Así, compaginé mi trabajo con la formación. Hasta que a finales del 2017, dejé mi trabajo y me entregué por completo a la práctica, enseñanza y estudio de materias relacionadas con Yoga, anatomía, nutrición,  meditación, mindfulness a la vez que estudio lengua de signos para poder compartir mis conocimientos y la práctica de Yoga, con aquellas personas que tengan problemas de audición. Y aquí estoy, compartiendo con aquellos que quieran, la experiencia de mi alma y ofreciendo mi compañía a quienes decidan recorrer algún tramo del camino de su vida…siempre agradecida. Namasté.